Categorías
ORIENTACION SEXUAL

Enfermedades de transmision sexual (ETS)

Conoce las enfermedades venéreas o mejor conocidas como enfermedades de transmision sexual. (transmisión)

Enfermedades de transmision sexual

Otra de las consecuencias palpables en la actualidad son las enfermedades de transmision sexual (ETS) anteriormente llamadas enfermedades venéreas (EV).

Está incluso el SIDA han alcanzado las proporciones de epidemia a nivel mundial.

Si la gente no modifica su comportamiento sexual, y no se ponen en marcha inmediatamente programas eficaces de lucha, las tasas de morbilidad y mortalidad aumentarán aún más.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se conocen desde la antigüedad. Además se presentan una particularidad, puesto que su transmisión depende de una conducta humana, (concretamente de la actividad sexual).

De igual manera, cabe destacar que ni todas las manifestaciones se producen en el área genital, y ni todas las enfermedades del aparato genital son producidas por contacto sexual.

Enfermedades venéreas en la Edad Media

En la Edad Media y el renacimiento frecuentemente se pensaba que las epidemias eran castigos impuestos por Dios a la humanidad.

Es por ello que cuando a finales del siglo XV apareció la sífilis, la consideraron un castigo muy apropiado porque se manifestaba en los órganos por los cuales se había pecado.

Para la era de 1530, la enfermedad varió según la norma moral hacia el sexo. Es decir, cuando las relaciones extramaritales no eran condenadas por la sociedad, el padecimiento era considerado un accidente desagradable, pero no daba lugar a censura moral.

La creencia de que las enfermedades venéreas eran castigos merecidos perduró mucho tiempo en los círculos religiosos. A tal punto que el Papa Leon XII en 1826 censuró el uso del preservativo.

Según los religiosos, el preservativo contravenían la intención de la Divina Providencia, que era de castigar a los pecadores en el miembro pecador.

En los países de tradición excesivamente puritana la incidencia de la enfermedad venérea era mayor que donde imperaba un criterio progresista y sano.

Las enfermedades venéreas deben considerarse una amenaza para el individuo y para la sociedad en general. Es decir, una plaga que mina la vitalidad del individuo y de la Nación, pues ataca todos por igual, al culpable y al inocente.

Las enfermedades (ETS) por su alta incidencia en el mundo actual y debido a la revolución sexual promovida por los medios de comunicación de masas, continúan prevaleciendo en los últimos años. Las cuales tienen una alta tendencia a aumentar en los países en vías de desarrollo.

Además, estas enfermedades se han convertido en un problema de salud pública. Las mismas tienen su foco de propagación desde hace más 25 años en los clubes nocturnos, bares, tascas, reformatorios, licorerías, entre otros.

Los jovenes y las ETS.

Según Nakajima (1992) » la mayor incidencia de enfermedades de transmisión sexual se encuentran las personas de edades comprendidas entre 20 y 24 años seguidos por el grupo de edad de 15 a 19, y de 25 a 29 años» (p.4/2). Donde la promiscuidad es el medio por el cual se proliferan las enfermedades.

En los últimos años están aumentado de una manera desproporcionada en los cuales influyen muchos factores, entre ellos el más notorio es la precocidad de los jóvenes, tanto del sexo masculino como del femenino en el inicio de las relaciones sexuales.

Aunado a esto, también puede tener incidencia en ello la ausencia de una educación sexual apropiada.

Ofrecemos asesorías de orientació sexual y clases de español e inglés online.

Seguir POESIASYARTES on WordPress.com

Por rockdomenico

I am a certified teacher + 9 years of experience.
I received a specialized certificate in Spanish language teaching from the Cervantes Institute.
I completed a course about how to teach according to the needs of my students.
I received the Qualified level 5 Certificate in teaching English as a foreign language.
I am also an established art dealer who specializes in art restoration and framing.

Una respuesta a «Enfermedades de transmision sexual (ETS)»

Deja un comentario